Everest, Sin categoría

Todo el cielo para ellos.


En mitad de la noche, una noche estrellada, en calma, fría, pero increíblemente bella: Alex, Nurbu, Nuri y Chappal salen hacia arriba desde el Campo 2.
El domingo se prevé la entrada de un auténtico huracán así que tienen que aprovechar. Por delante, casi 1.600 metros de desnivel de la helada pared del Lhotse. Su objetivo es alcanzar el Collado Sur, rozando la mágica cifra de los 8.000 metros de altitud para establecer el Campo 4.
Esta noche será muy larga.
Serán los humanos que más cerca estarán de las estrellas con los pies en lo más alto de la tierra. Todo el cielo para ellos.
¡Mucha fuerza y mucha suerte en esta noche tan especial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *