Sin categoría

¡CIAO EVEREST!


No ha podido ser. El Everest ha sacado las garras y se ha defendido duramente. Lo cierto es que, desde que llegamos al campo base, allá por principios de enero, no ha habido ni un solo día en el que el viento diese una tregua lo suficientemente buena para garantizar un mínimo de seguridad a partir de 8000 metros, como para poder hablar de un auténtico día de cumbre. Ha sido una dura y larga batalla repleta de ilusión, motivación, paciencia y resistencia por parte de todos. Lo más importante es que ningún miembro del equipo ha salido malparado y la montaña más alta del mundo sigue inexpugnable para el reto sobrehumano de ser ascendida en invierno y sin oxígeno.
Nosotros nos volvemos muy satisfechos con el trabajo de realizado y con muchas ganas de empezar con nuestro nuevo gran reto: editar de la mejor manera posible para que todos podáis compartir y vivir lo que ha sido esta increíble experiencia. Tenemos mucho material realmente espectacular y, sobre todo, una historia humana que contar, sobre una característica esencial que nos distingue como especie, la capacidad de soñar y de luchar por conseguir esos sueños, por difíciles y arriesgados que estos puedan parecer. No va a ser tarea sencilla resumir todo lo que ha sucedido aquí, y nos va a doler en el alma descartar algunos planos, pero estamos seguros de que os gustará el resultado final y nos vamos a esforzar al máximo por que así sea.
Queremos agradecer desde aquí todo el apoyo incondicional recibido por parte de todos los que nos habéis seguido y ayudado, todos esos ánimos son la mecha que prende la motivación en los momentos difíciles. En la recta final, ha sido increíble el lujo de poder contar con la presencia del mismísimo Reinhold Messner en el campo base, mil gracias por su predisposición. Agradecemos por supuesto a todos los patrocinadores su apoyo incondicional y el tremendo esfuerzo que llevaron a cabo con tan poco margen de tiempo, desde el momento que les comunicamos que vendríamos a documentar la expedición, sin apenas margen. Gracias a ellos hemos podido contar con el mejor material que existe en el mercado para afrontar las durísimas condiciones del Himalaya invernal, y poder utilizar las mejores cámaras y herramientas para nuestro trabajo. También estamos muy agradecidos a todos los medios de comunicación que por primera vez se han volcado en seguir una expedición de este calibre y en difundir lo que es el Montañismo, de una manera veraz y auténtica y estamos muy satisfechos con los vídeos incluidos en programas de máxima audiencia de La Sexta como El intermedio, Zapeando, Jugones o El hormiguero (Antena 3).
Queremos también hacer una mención especial a Onza Entertainment y Atresmedia, ya que son los responsables de esta valiente apuesta por la difusión del montañismo extremo y las aventura en televisión y no tiene precedentes a este nivel y por supuesto a Producciones Imposibles, sin su fe en nosotros, nada de esto habría sido posible. Esperamos que solo sea el comienzo de muchas más aventuras.
Podréis ver el resultado en el canal Mega, os mantendremos informados.

¡Muchas gracias a todos!

¡Adiós Everest!, o tal vez… ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *